El libreto
24 septiembre, 2018
Katarina Gurska
12 octubre, 2018
 





El reto que supone crear una ópera tras haber tenido un bagaje compositivo diverso pero muy distinto me lleva a reflexionar ante un gran proyecto que tengo ahora delante con la Casa Imaginaria. El resto de mis obras, que incluyen música de cámara, para instrumento solista, y orquestal, son composiciones que se abordan casi en solitario. La composición de una opera requiere de un trabajo en equipo muy estrecho. Primero, el factor de tener una historia antes que la música. El libreto, una idea excepcional de la escritora Pilar Mateos añade a la tarea compositiva la necesidad de contar en todo momento con la continuidad del discurso del texto para crear una simbiosis perfecta. La misión compartida se extiende a todo un conjunto de artistas sin los cuales este proyecto sería imposible: el director musical, el director de escena, los solistas, artistas plásticos, etc. No debemos olvidar la faceta pedagógica que supone la participación de la Orquesta de Cámara Katarina Gurska, que acerca a estos jóvenes con talento a la lírica contemporánea. Desde un punto de vista creativo, La casa imaginaria me ha permitido plasmar numerosas ideas derivadas de mi interés por la ciencia aplicada a la composición musical. El uso de algoritmos generadores de materia prima musical es constante a lo largo de la obra, pero siempre como modelo abstracto que luego trabajo de forma personal desde mi propio lenguaje.


Gustavo Díaz-Jerez